Niño con gafas de pasta en el metro…

NGP

La verdad es que cuando lo he visto entrar en el metro esta mañana he intuido, de manera inmediata, que podía dar mucho juego. Tenía cara de chistoso y estaba más despierto que el resto de los pasajeros. Parecía un adulto en pequeñito, y ha sido capaz de crear una tertulia mañanera con su padre solo con mirar un segundo la tele del metro…

Niño con gafas de pasta (NGP): Mira, papá, el sorteo de la Lotería… ¡Eso es una tangada que te pasas!

Padre: No hijo, eso no es una tangada, es un sorteo.

NGP: Ya, pero es un timo.

Padre: ¡Qué pesimista eres!, no todo es un timo en esta vida.

NGP: Sí claro: toma 500.000 euritos, ¿no? ¡Eso es imposible!

Padre: Que no es un timo, que es un sorteo… Además, ¿a ti quién te dice esas cosas?

NGP: Pues no sé, mira los políticos en las noticias… ¡Es que son todo chanchullos!

Padre: Que no, oye, que la mayoría somos honrados, lo que pasa es que no se nos ve…

NGP: Quién los españoles, ¿no? (risa jocosa).

(Mirada desesperada del padre con los ojos entornados hacia el techo).

NGP: Bueno… (pensativo) ¡Nosotros sí que somos honrados!

Menos mal que les tocaba bajarse en mi parada, porque me estaban dando ganas de quedarme a escuchar el resto de la tertulia y participar en ella. Con las ganas me he quedado de decirle al niño: ¡chaval, contigo el espíritu de la Navidad lo lleva muy crudo!

✴ Ilustración realizada por Juan Bravo García, de 7 años.

Anuncios

¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

quienes somos (1)

 Tres preguntas existenciales y también el título de un cuadro de Gaugin, realizado durante una de sus estancias en Tahití. La escena es un paisaje con mujeres y niños tahitianos en actividades diferentes. Al parecer el título surgió de las tres preguntas que cualquier tahitiano curioso y bien educado te hace en el momento en que te conoce: ¿De dónde vienes? ¿Quién eres? ¿A dónde vas?

Vivir en una gran ciudad a veces te hace perder el norte. ¿Quién no se ha encontrado en algún momento corriendo hacia el metro como si le fuera la vida en ello? Quizás nos vendría bien, de vez en cuando, pensar como si tuviéramos un tahitiano bien educado en nuestra cabeza. Sin estrés, sin complicaciones:

  • ¿Quienes somos? Personas, principalmente padres y madres…
  • ¿De dónde venimos? Del trabajo, de clase, de la compra…
  • ¿A dónde vamos? Al parque con los niños, a casa, al gimnasio…

Así, sin más. Respuestas pragmáticas para preguntas existenciales.

¿Tengo tres tipos de cerebro?

Dijo Ambrose Bierce que “el cerebro es un aparato con el que pensamos que pensamos”. Esto o, lo que es lo mismo: llegar a clase y descubrir que, según la teoría del neuromarketing, tenemos tres tipos de cerebro:

  1. El cerebro reptiliano. Es el tomador de decisiones, el animal que llevamos dentro (el instintivo, el dominador y el reproductor).

  2. El cerebro límbico. Es el que almacena sentimientos y procesa emociones.

  3. El cerebro neurocórtex. Es el cerebro racional, lógico y analítico.

Señores estudiosos del neuromarketing, me han iluminado el día: ¿tres tipos de cerebro dentro de mi cabeza? Ahora sólo me hace falta saber usarlos 😉