¿A qué te dedicas?

Ahora que ya ha llegado el verano es frecuente en círculos habituales (véase colegios, gimnasios, trabajos, etcétera) preguntar por los planes estivales y despedirse hasta “la vuelta”. Aunque ya no se habla de la crisis y ya se asume que cada uno se ajusta el cinturón en la medida de sus posibilidades, esta mañana he asistido a un hecho que me ha recordado, una vez más, la situación de este país. Para poneros en contexto, cada cual que se sitúe en su gimnasio, panadería, biblioteca, o lugar que frecuente durante el año…

PREGUNTA a persona que ves habitualmente: ¿Cuándo te vas de vacaciones? RESPUESTA: Me voy el domingo, pero a trabajar a Bélgica, porque aquí no he encontrado nada. PREGUNTA obligada: ¿A qué te dedicas?. RESPUESTA acelerada: A nada. (Ante mi cara de sorpresa, rectifica su respuesta: Bueno, soy psicóloga, siempre he trabajado con niños, pero llevo tanto tiempo sin hacer nada…).

Todavía tengo los pelos de punta al pensar lo que ha llevado a esta chica, psicóloga, trabajadora, preparada, a responder sin pensar que no se dedica a nada. Y es que, en contra de lo que nuestros políticos nos quieren hacer ver, en este país no hay trabajo y la gente lleva tanto tiempo sin dedicarse a lo suyo, haciendo “chapuzas” y tapando agujeros, que cuando le hacen una pregunta aparentemente sencilla como “¿A qué te dedicas?”, sólo aciertan a responder: “A NADA”.

Anuncios

Muy pocas cosas

No sé si siempre nos tiene que pasar algo traumático para que nos acordemos de lo que de verdad importa. El hecho es que cuando esto ocurre siempre vuelves a los orígenes, te paras a pensar y te das cuenta de que muy pocas cosas importan de verdad. Muy pocas cosas.

Yo proclamo

Yo proclamo

Ya está Madrid engalanada para la proclamación del nuevo rey. Todo el recorrido con banderas de España, y así ya aprovechamos por si la selección de fútbol gana… En cualquier caso, esta mañana la imagen de la Gran Vía y la calle Alcalá hasta Cibeles era la de todos días: exaltación del embotellamiento y el caos, simplemente acentuado por las medidas de seguridad.