A good reason to blog

Dicen las malas lenguas en los mentideros de la capital que “5 millones de parados no son 5 millones de emprendedores”. Y es que, tras madurar lo que ha ocurrido durante la crisis a demasiadas personas (pérdida de empleo, pérdida del subsidio de desempleo, y caída en un vacío difícil de superar), nos hemos dado cuenta de que lo que dicen los manuales de autoayuda no siempre es cierto.

Algunas fórmulas tan manidas como “si quieres, puedes” o “sal de tu área de confort” han llevado a mucha gente a poner en marcha ideas y proyectos que, en otra situación, ni siquiera hubieran valorado. No voy a entrar en casos concretos que seguro cada uno tenemos en mente, pero en este tiempo ya hemos podido ver cuáles de las ideas eran válidas y cuáles no. Y es que, siento tener que recordar esto, pero para poner en marcha un proyecto hace falta una buena motivación, una idea, mucho trabajo, y un soporte económico mínimo. Así es amigos, o al menos así rezan las malas lenguas…

Anuncios

¿Naranjas o limones?

“Si no buscas a tu media naranja… tenemos limones”

Hoy he recibido un spam que no me ha hecho fruncir el ceño y eliminarlo de manera inmediata, como es habitual. Es de una de las redes sociales más populares de contactos, y el propio título del mensaje me ha despertado una sonrisa: “Si no buscas a tu media naranja… tenemos limones”. Y es que la creatividad siempre es bien recibida, aunque entre en tu carpeta de spam 😉

“Amor de madre”

Ayer me encontré con este eslogan que promociona la denominación de origen “Cereza del Jerte”. Me recuerda los veranos que pasaba en mi pueblo cuando era pequeña y la fruta sabía a fruta. Los melocotones de Calanda, las sandías del huerto de mi tía y, como no, las cerezas del Jerte. Sabores que hoy podemos recuperar gracias al buen hacer de personas que han decidido apostar por sus productos, productos que cuidan con amor de madre y que nos traen una explosión de sabor incomparable.

“Compré apio en…

“Compré apio en la frutería (opio no tenían), tuve que tomarme un pepito de ternera (de ternura no quedaban ya). Ahora busco mojama sin parar porque dicen que sabe a-mar”.
(De ‘Micropoemas 2’, Ajo)

A veces encontramos cosas grandes en las más pequeñas 🙂

Appaloosa

Esta noche ponen en la tele Appaloosa. Cuando he visto el anuncio con Ariadna Gil y Viggo Mortensen, me ha venido a la cabeza la nueva pareja de moda: Clara Lago y Dani Rovira. Y es que no hay taquillazo sin romance. A veces es algo pasajero y a veces la cosa se convierte en una relación duradera, si no véanse parejas como Antonio y Melanie, después de Too Much, o la conocida como “Brangelina”, después de rodar Mr&Mrs Smith.

Y es que, debe ser muy tentador tener como compañero de trabajo al más guapo del país, interpretando además al más divertido o intrépido. Ya es sabido que las películas (sobre todo las de Hollywood) han hecho mucho daño a las relaciones amorosas en general, estableciendo unos parámetros que en la vida real son difíciles o imposibles de encontrar. Lo que no deja de sorprenderme es que los actores sean los primeros que caen en sus propias redes, teniendo que descubrir, como el resto de los mortales, que a veces el sapo no se torna en príncipe azul, y que los hechizos acaban rompiéndose. Aún así, en estos casos, es muy entendible el “que me quiten lo bailao”. O no?