¡Feliz salida y entrada! Nos vemos en…

Ahora sí que ha llegado el momento de desearos a todos Felices Fiestas, o mejor dicho: ¡Feliz salida y entrada!

Os quería agradecer vuestro seguimiento en este medio año que llevamos juntos, y deciros que nos hemos trasladado a:

http://www.atemporalia.com

¡Seguiremos con nuestros planes, sitios y pensamientos para urbanitas en el 2015!

 

Anuncios

A+A= Teatro por Navidad

A+A JOSEP GUINDO (3)

(Fotografía de Josep Guindo)

Con la satisfacción de tener las entradas casi agotadas, ayer estrenaron su propuesta navideña Ara Malikian y Ángel Corella, en los Teatros del Canal de Madrid. Bajo el título de “A+A”, y con la compañía de la Orquesta en el Tejado y el Barcelona Ballet, nos dejaron ver en un escenario desnudo, seis músicos y seis bailarines cuerpo a cuerpo. La música y el baile integrados en el mismo espacio, con una primera parte más clásica y académica, dedicada a Tchaikovsky; y una brillante segunda parte, más contemporánea y con varias piezas muy bien elegidas. Destacó “After the rain”, sutil y bello “paso a dos” con una coreografía y una interpretación de las que sobrecogen el alma.

La verdad es que siempre es un placer escuchar música en directo, y Malikian con los del Tejado sonaban perfecto. Por cierto, ya sabíamos lo que tenía el maestro en las manos: magia. Pero, ¿qué tiene en los pies? No sé si es energía o el arte que le sale por los poros…

Os dejo el enlace de los Teatros del Canal para que investiguéis las propuestas de estas Navidades. Hay para todos los gustos: http://www.teatroscanal.com

Y la propuesta de “A+A”, por si tenéis la suerte de pillar alguna de las entradas que quedan: http://www.teatroscanal.com/espectaculo/angel-corella-ara-malikian-danza-musica/

Esta Navidad regala teatro.

Niño con gafas de pasta en el metro…

NGP

La verdad es que cuando lo he visto entrar en el metro esta mañana he intuido, de manera inmediata, que podía dar mucho juego. Tenía cara de chistoso y estaba más despierto que el resto de los pasajeros. Parecía un adulto en pequeñito, y ha sido capaz de crear una tertulia mañanera con su padre solo con mirar un segundo la tele del metro…

Niño con gafas de pasta (NGP): Mira, papá, el sorteo de la Lotería… ¡Eso es una tangada que te pasas!

Padre: No hijo, eso no es una tangada, es un sorteo.

NGP: Ya, pero es un timo.

Padre: ¡Qué pesimista eres!, no todo es un timo en esta vida.

NGP: Sí claro: toma 500.000 euritos, ¿no? ¡Eso es imposible!

Padre: Que no es un timo, que es un sorteo… Además, ¿a ti quién te dice esas cosas?

NGP: Pues no sé, mira los políticos en las noticias… ¡Es que son todo chanchullos!

Padre: Que no, oye, que la mayoría somos honrados, lo que pasa es que no se nos ve…

NGP: Quién los españoles, ¿no? (risa jocosa).

(Mirada desesperada del padre con los ojos entornados hacia el techo).

NGP: Bueno… (pensativo) ¡Nosotros sí que somos honrados!

Menos mal que les tocaba bajarse en mi parada, porque me estaban dando ganas de quedarme a escuchar el resto de la tertulia y participar en ella. Con las ganas me he quedado de decirle al niño: ¡chaval, contigo el espíritu de la Navidad lo lleva muy crudo!

✴ Ilustración realizada por Juan Bravo García, de 7 años.

Al caer el telón: mi primera vez

telon3

Ya me perdonaréis, he utilizado el recurso del titular engañoso para atraer la atención… Este fin de semana he estado por primera vez en la sala Berlanga en Madrid, para ver por primera vez una lectura dramatizada, y por primera vez escuchar el texto de un autor panameño. Se trata de “Solsticio de Invierno”, de Javier Stanziola. Todo esto gracias al trabajo de la compañía Nuevo Teatro Fronterizo, a la que también he tenido el gusto de conocer este fin de semana, y que ha presentado un ciclo completo de “Encuentros con el teatro iberoamericano actual”. En fin, comprenderéis que son demasiadas “primeras veces” como para no aprovechar el recurso…

En realidad la lectura dramatizada es una representación en la que los actores están al descubierto, sin telón, sin entreactos y sin atrezzo, parapetados en la fuerza de su voz. Por otro lado, la dificultad de cargar con el libreto en la mano y conseguir que esto no despiste al espectador es un añadido. El texto de Stanziola va de la comedia al drama con gran maestría, descargando en cada uno de los personajes el dilema que plantea decidir si te vas o no de tu país cuando las cosas se ponen feas.

Os invito a que visitéis esta pequeña sala y descubráis la cantidad de pequeñas joyas (cine, teatro, flamenco, jazz) que tiene fuera del circuito tradicional: http://www.salaberlanga.com

Que esta sea también vuestra primera vez 😉

En Navidad, en Navi-ñám, o cuando sea

Navidad

Me dice una amiga que viene su familia a Madrid en Navidad y que qué restaurantes le recomendaría yo. Restaurantes con comida nacional e internacional, buenos, y en los que no te dejes el sueldo… ¡Ea, ahí queda eso! Pues bien, quiero sugerirle los primeros que me vienen a la mente, es decir, a los que yo voy a ciegas y vuelvo las veces que haga falta:

  • Casa Lucas, (Cava Baja, 30). Pequeña taberna de tapas creativas y excelente materia prima, que se salva junto a Casa Lucio y alguna más, en la carrera de franquicias que ha tomado la mítica calle de tapeo recientemente.
  • Zara, (Barbieri, 8). Restaurante cubano en el barrio de Chueca, ahora en un local más grande y cómodo. La ropa vieja con arroz y la ensalada de aguacate son deliciosas.
  • El Inti de Oro, (Ventura de la Vega, 12). Comida peruana muy rica y sin subirse a la parra, como viene siendo habitual en los últimos tiempos…
  • La Buga del Lobo, (Argumosa, 11). Barato, rico, y como diría Arguiñano: con fundamento. Buen lugar para empezar en Lavapiés. Los huevos caribeños son imprescindibles.
  • Malacatín, (La Ruda, 5). Cocidito madrileño en la misma plaza de Cascorro. La Latina a tus pies, si sobrevives a las raciones.
  • Del Diego, (La reina, 12).  Acabamos con un cóctel. Profesionalidad sin artificios: la esencia y el sabor de la bebida que pidas será exactamente lo que consigas. El trato es exquisito, al margen de cómo,
    cuándo, y con quién vayas.

Seguro que hay más, similares, más caros, más baratos… Pero os dedico este variadito de la zona centro, que luego es muy entretenida para pasear.  En Navidad, en Navi-ñám, o cuando sea.

  • Navi-ñám: dícese de la parte de la Navidad que solo dedicamos a comer.

¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

quienes somos (1)

 Tres preguntas existenciales y también el título de un cuadro de Gaugin, realizado durante una de sus estancias en Tahití. La escena es un paisaje con mujeres y niños tahitianos en actividades diferentes. Al parecer el título surgió de las tres preguntas que cualquier tahitiano curioso y bien educado te hace en el momento en que te conoce: ¿De dónde vienes? ¿Quién eres? ¿A dónde vas?

Vivir en una gran ciudad a veces te hace perder el norte. ¿Quién no se ha encontrado en algún momento corriendo hacia el metro como si le fuera la vida en ello? Quizás nos vendría bien, de vez en cuando, pensar como si tuviéramos un tahitiano bien educado en nuestra cabeza. Sin estrés, sin complicaciones:

  • ¿Quienes somos? Personas, principalmente padres y madres…
  • ¿De dónde venimos? Del trabajo, de clase, de la compra…
  • ¿A dónde vamos? Al parque con los niños, a casa, al gimnasio…

Así, sin más. Respuestas pragmáticas para preguntas existenciales.

Paseos bizarros, ¡muy entretenido, oiga!

IMG_20141123_193846

Madrid es una de esas ciudades en las que sales con un objetivo concreto y no sabes dónde vas a acabar, ni qué te vas a encontrar. Sonará a tópico o a leyenda urbana, pero así es. Yo lo llamo “paseos bizarros“. Pongo un ejemplo concreto: ir a ver una exposición sobre el creador de “Mortadelo y Filemón” y acabar en la terraza del Círculo de Bellas Artes, entre turistas y modernitos, y sin embargo encontrarte al panadero de tu barrio… Sin palabras.

No sólo eso, en el camino de vuelta a casa, pasar por la iglesia del “Cristo de Medinaceli“, entrar y ver tu primera misa desde que hiciste la Comunión. Continuar por Huertas y encontrarte al jefe de estudios del colegio de tu hija, en un paseo solitario de domingo por la tarde. Seguir rumbo a casa, por Lavapiés, y acabar en la sede de “Podemos“. En fin, que cuando llegas a tu destino, has recibido tal carga de información visual y emocional, entre otras, que no sabes ni dónde has estado, ni por qué. Es muy bizarro, ¡pero muy entretenido, oiga!

¿Tengo tres tipos de cerebro?

Dijo Ambrose Bierce que “el cerebro es un aparato con el que pensamos que pensamos”. Esto o, lo que es lo mismo: llegar a clase y descubrir que, según la teoría del neuromarketing, tenemos tres tipos de cerebro:

  1. El cerebro reptiliano. Es el tomador de decisiones, el animal que llevamos dentro (el instintivo, el dominador y el reproductor).

  2. El cerebro límbico. Es el que almacena sentimientos y procesa emociones.

  3. El cerebro neurocórtex. Es el cerebro racional, lógico y analítico.

Señores estudiosos del neuromarketing, me han iluminado el día: ¿tres tipos de cerebro dentro de mi cabeza? Ahora sólo me hace falta saber usarlos 😉

Espléndida madurez o “vuelve La Baras”

Sara01

Dice el diccionario de la RAE que la “madurez” es “la sazón de los frutos”; “buen juicio, sensatez”; “edad de la persona que ha alcanzado su plenitud vital”. Desde que Sara Baras estrenara hace un par de años su espectáculo “La Pepa” no había tenido oportunidad de verlo, hasta su reciente visita al teatro Compac Gran Vía de Madrid. Como es habitual en ella, presenta un espectáculo redondo (música, cante y baile impecables), del que es directora, guionista, coreógrafa, y bailaora principal. Pocas carreras artísticas son tan coherentes, completas, y cuidadas como la suya. Y ahora, además, irradia madurez. Al volver a verla descubres la sazón de los frutos bien trabajados, del buen juicio a la hora de hacer las cosas, y de la plenitud vital y profesional. Una madurez espléndida, un lujo para los sentidos.

Lo suyo es puro teatro

imageVentajas que todavía tenemos en Madrid: la oferta cultural de los teatros alternativos. O lo que es lo mismo: cómo ver una obra de teatro fantástica, gastándote menos que en una entrada de cine. Ejemplos hay montones, pero no quiero dejar de mencionar esta deliciosa adaptación de “El Mago de Oz”, traída por la compañía “Complejo de Esquilo” a la sala Estudio 2-Manuel Galiana. Los personajes son divertidos, tiernos, e interactúan con los niños. Lo suyo es puro teatro.